Vocera: Mónica Alejandra Gómez, secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos.

  • Niños, niñas y adolescentes indígenas tendrán herramientas tecnológicas y guías para desarrollar sus procesos educativos.
  • Los beneficiarios, estudiantes de la Institución Educativa Héctor Abad Gómez, fueron caracterizados por la Unidad Móvil Indígena.
  • La estrategia también cuenta con docentes Embera, quienes conocen la lengua y la cultura de los participantes.

Alrededor de 60 niños, niñas y adolescentes indígenas en edad escolar se beneficiarán con estrategias para garantizar la continuidad de sus procesos educativos durante la contingencia, con enfoque diferencial y herramientas que faciliten el acceso a las clases virtuales y al desarrollo de actividades pedagógicas.

La Alcaldía de Medellín, a través de las secretarías de Educación e Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, en articulación con la Institución Educativa Héctor Abad Gómez y la Fundación SumaPax, idearon la estrategia Aula Intercultural, gracias a la cual dispusieron, inicialmente, de cinco computadores para ser usados por los estudiantes beneficiarios, quienes accederán a ellos por turnos, bajo citas programadas, para evitar aglomeraciones y riesgo de contagios.

Los equipos estarán en un espacio habilitado por la fundación, ubicada cerca de la Institución Educativa Héctor Abad Gómez, en el sector de Niquitao, en la cual están matriculados los niños, niñas y adolescentes indígenas. En el lugar contarán con guías metodológicas y asesoría de docentes, quienes los apoyarán en el uso de las TIC para la educación.

En esta estrategia, enmarcada en la etnoeducación, también se involucran profesores Embera, quienes dan un valor agregado a los procesos formativos, puesto que conocen la lengua y la cultura de la población, con lo cual se brinda un mejor acompañamiento a los estudiantes, los cuales fueron caracterizados por el Equipo de Etnias de la Secretaría de Inclusión, Familia y Derechos Humanos, por medio de recorridos de la Unidad Móvil Indígena.

Durante recorridos, los profesionales identificaron a las familias con este tipo de necesidades para brindarles acompañamiento psicosocial, activar las rutas en los casos requeridos y acercarles la oferta institucional.

Asimismo, gracias a la Unidad Móvil, los niños, niñas y adolescentes indígenas desescolarizados se benefician con la opción de matricularse en alguna de las sedes educativas oficiales de la ciudad.

“De esta forma ratificamos nuestro compromiso con la educación con enfoque étnico y diferencial, y con acciones que posibiliten que todos los niños, niñas y adolescentes puedan continuar con sus estudios desde la virtualidad, en las condiciones que estamos viviendo actualmente”, manifestó la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.

Aunque esta iniciativa nació como una necesidad por la contingencia, se espera que en el futuro se mantenga el espacio dotado con los implementos tecnológicos, para que los niños, niñas y adolescentes indígenas puedan desarrollar sus deberes y actividades extracurriculares una vez finalicen la jornada escolar, con el fin de que potencien sus habilidades y refuercen sus conocimientos.

Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos
Alejandra Gómez

Por 5nia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *