Vocera: Mónica Alejandra Gómez, secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos.

  • Muchos de ellos también recuperaron sus lazos familiares y sociales, gracias al acompañamiento de la Alcaldía de Medellín.
  • Estas personas recibieron atención desde distintas áreas para contar con herramientas que les permitan rediseñar sus proyectos de vida.
  • Todos ingresarán al Componente de Seguimiento al Egresado, que los acompañará en su voluntad de dejar las calles.

Un nuevo grupo de catorce personas quienes fueron habitantes de calle se graduaron en una ceremonia simbólica, tras culminar con éxito sus procesos de resocialización y cumplir todas las exigencias establecidas en este componente del Sistema de Atención e Inclusión Social al Habitante de Calle Adulto de la Alcaldía de Medellín.

La granja del programa fue el escenario en el que estos ciudadanos recibieron sus diplomas, como una forma de reconocimiento por las competencias que adquirieron, luego de contar con atención desde las áreas psicosocial, nutricional y pedagógica, que les permitieron acceder a espacios académicos y cursos ocupacionales a través del Sena.

Asimismo, como parte de la experiencia, recuperaron los vínculos familiares y sociales que habían perdido debido a la vida en las calles. Esto se logró por medio de intervenciones y acompañamiento profesional.

“Me siento muy orgullosa porque no pensé que iba a terminar este proceso como lo hice. Aquí me enseñaron primeros auxilios, manipulación de alimentos, también me gradué de barbería este año; me enseñaron panadería, repostería, aseo hospitalario; nos hacían talleres ocupacionales y creativos, además de deporte, y nos explicaron cómo cultivar en huertas. Me siento muy feliz por reeducarme después de haber estado 17 años en la calle”, dijo Estefanía Saldarriaga, una de las beneficiarias.

De los catorce graduados, cinco permanecieron en el proceso de resocialización durante 12 meses, mientras que los nueve restantes estuvieron entre 15 y 18. Este tiempo varió dependiendo de la modalidad en la cual se encontraban inscritos.

La primera modalidad cuenta actualmente con 100 cupos y atiende a población mixta en situación de calle, mayor de 18 años y con consumo crónico de sustancias psicoactivas. La segunda, que tiene 120 cupos, está dirigida también a personas adultas en situación de calle, mayores de 18 años, con perfil de consumo crónico de sustancias psicoactivas y un trastorno mental que ha disminuido su funcionalidad y procesamiento cognitivo.

“Estamos muy contentos por los logros de estas personas porque es la muestra de que sí se pueden recuperar los proyectos de vida y tener una segunda oportunidad. Invito a las personas que tengan familiares habitantes de calle para que los busquen y los apoyen a ingresar a nuestro sistema”, manifestó la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.

El camino para llegar a la graduación no fue sencillo y requirió la voluntad y el carácter de los beneficiarios para sortear las situaciones que, debido a su condición, han padecido.

La mayoría inició su proceso ingresando al componente de atención básica, que ofrece servicios de autocuidado, alimentación, atención en salud, albergue nocturno y atención psicosocial, entre otras actividades, y que constituye la puerta de ingreso al sistema.

En esta fase, se puede determinar si los habitantes de calle tienen el perfil y la voluntad de superar su condición, para ser remitidos al Componente de Resocialización, entre el que se encuentra la granja, donde se ofrece una nueva etapa que incluye atención social y psicopedagógica, que conlleva a diseñar un proyecto de vida socialmente aceptable, autosostenible y ajustado a las necesidades, la vocación y las capacidades de cada ciudadano.

Por ello, se dan pautas para fortalecer las redes sociales, familiares o comunitarias y se gestionan oportunidades de formación y empleabilidad.

En el transcurso de 2020, en este componente, se han graduado 34 personas en habilidades de barbería y nueve más como operadores terapéuticos, demostrando que es posible vencer la adversidad y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos que tuvieron una experiencia en las calles.

Los nuevos 14 graduados ingresarán al Componente de Seguimiento al Egresado, la siguiente etapa que ofrece el sistema y que les permite tener orientación y acompañamiento en el camino que emprendan para fortalecer sus habilidades y sacar adelante un proyecto de vida autónomo por fuera de las calles. Asimismo, se apoya el diseño y la implementación de estrategias de inclusión sociolaborales, para obtener ingresos económicos.

Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos
Alejandra Gómez

Por 5nia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *