Vocera: Mónica Alejandra Gómez, secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos.

  • Debido a la pandemia, esta estrategia fortaleció su componente virtual y su atención ahora es semipresencial.
  • La Escuela para la Inclusión se articula con aliados de la academia y el sector privado para abrir oportunidades de formación y empleo a los usuarios.
  • En el cuatrienio se espera beneficiar a cerca de 1.500 ciudadanos con esta iniciativa.

La Alcaldía de Medellín reabrió oficialmente las puertas de la Escuela para la Inclusión, una estrategia que tiene como propósito formar en competencias básicas, ciudadanas, laborales, aula de destrezas y emprendimiento a personas que han tenido mayores obstáculos en razón de su situación social, personal, física y económica.

Entre el 1 de septiembre y el 26 de diciembre, se espera atender a 375 usuarios, entre los que hay personas mayores, indígenas, población con discapacidad, LGTBIQ+, exhabitantes de calle, ciudadanos en ejercicio de prostitución y madres cabeza de hogar. Se proyecta que el número de beneficiarios en el cuatrienio ascienda a 1.500 personas.

Debido a la contingencia por el coronavirus, la Escuela para la Inclusión, liderada por la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, transformó este año su metodología y ahora ofrecerá formación semipresencial, lo que llevó a fortalecer el componente virtual.

Los beneficiarios de esta estrategia, que nació en 2017, contarán con contenidos en línea, guías metodológicas y la asesoría de tutores por medio de correo electrónico y redes sociales, que se complementará con sesiones presenciales con todos los parámetros de bioseguridad.

“Aquí hacemos tres cosas que nos diferencian de otras instituciones que buscan oportunidades para estas personas. Primero, trabajamos su autoestima y sus proyectos del ser. Segundo, hacemos un acompañamiento psicosocial para que haya una estabilidad laboral y puedan insertarse exitosamente en el mundo laboral. Y, tercero, hablamos con el empresariado y las entidades públicas y académicas que vayan a emplear a estas personas para que sean conscientes de que no les estamos haciendo un favor, sino que ellas nos van a aportar como sociedad”, manifestó la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.

En su apuesta por avanzar en la gestión y la formación, desde agosto hasta la fecha, la Escuela para la Inclusión, en alianza con el Sena, capacitó en bioseguridad a 134 personas para hacer frente a la pandemia. Adicionalmente, remitió a 10 personas del sector social LGBTIQ+ para iniciar procesos de capacitación en Desarrollo de Software con Causa & Efecto y divulgó la oferta de cursos ofrecidos por Coursera para toda la población de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos. Asimismo, desde el 1 de septiembre, gracias a la labor de la Escuela, se vincularon laboralmente doce ciudadanos bachilleres, cinco técnicos y dos profesionales.

“Me siento contento de pertenecer a la Escuela para la Inclusión, porque he aprendido muchas cosas para la vida y para el mundo laboral”, expresó Juan Diego Domicó, uno de los beneficiarios, quien logró una oportunidad de trabajo, gracias al proceso en este espacio.

Los beneficiarios para el resto del año serán seleccionados mediante convocatorias de la Secretaría de Inclusión Social Familia y Derechos Humanos, cuyas dependencias caracterizan y remiten a la población vulnerable que cumpla el perfil para capacitarse en competencias básicas, ciudadanas y laborales. Asimismo, hay fortalecimiento de habilidades y aptitudes para los usuarios que deseen desarrollar sus proyectos de emprendimiento o negocios.

Se ofrecen cursos y capacitaciones, en alianza con instituciones como Causa & Efecto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Microempresas de Colombia, Ruta N, Sapiencia, UDigital, el Sena, Hoy Trabajas, Listos, Conecta, Ahora Servicios Temporales, Geedbooks, Acción, Ovante, Cuso, Comfenalco, Comfama, Coursera, Inexmoda, @medellin, Cedezo, Oficina Pública de Empleo, entre otras.

Quienes culminen la formación ingresan al banco de hojas de vida para buscar oportunidades de empleabilidad, como las que se han dado con más de 20 empresas, entre las que se destacan Action Clean, Bimbo, Comfama, Constructora Durán Ocampo, Crepes & Waffles, la Cocina de Luis SAS, la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), Emtelco, Emvarias, Frigocarne, Red de Hostales Ilunion, Jardín Botánico, Patiño y Compañía, entre otras.

Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos
Alejandra Gómez

Por 5nia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *