Vocera: Mónica Alejandra Gómez, secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos.

  • Evitar castigos físicos, maltrato psicológico y verbal, y promover el diálogo son algunos de los consejos para estos días.
  • Se busca prevenir situaciones como agresión sexual, uso de pólvora y consumo excesivo de licor.
  • Durante 2020, alrededor de 9.000 niños, niñas y adolescentes fueron atendidos y sensibilizados frente a distintas vulneraciones a sus derechos.

La Alcaldía de Medellín reitera la alerta sobre los riesgos que corren niños, niñas y adolescentes de sufrir vulneraciones a sus derechos durante esta época de celebraciones y hace un llamado a toda la ciudadanía para que garantice su protección en los hogares, especialmente en los días 24, 25 y 31 de diciembre, y el primero de enero.

“Proteger a las niñas, los niños y los adolescentes es una tarea de corresponsabilidad entre el Estado, la familia y la sociedad. No podemos permitir que haya vulneraciones a sus derechos. Por eso, los invitamos a convertir los hogares en entornos protectores y a fortalecer durante estas fechas la unión familiar, el cuidado, el buen trato y el amor”, señaló la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.

Durante estas fechas de estadía prolongada en las viviendas es importante supervisar el ambiente familiar para prevenir delitos como las agresiones sexuales y otras problemáticas asociadas a la violencia intrafamiliar y el maltrato infantil.

Durante la unión familiar que se vive en estos días es fundamental no excederse en el consumo de alcohol y mantener a niños, niñas y adolescentes alejados de sustancias embriagantes o cualquier otra que pueda generarles daño.

Ante las distintas situaciones que se puedan presentar, se recomienda que los adultos promuevan el diálogo y la resolución pacífica de los conflictos, evitar el castigo físico y el maltrato verbal o psicológico contra niños, niñas y adolescentes.

También es necesario escuchar y estar alerta a cualquier cambio físico o comportamental, que puede indicar que se es víctima de algún tipo de violencia, incluso, por personas del mismo hogar o cercanas.

En el transcurso de 2020, la Unidad de Niñez de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos ha protegido a 186 niñas, niños y adolescentes (NNA) víctimas de violencia sexual, mediante el modelo de atención humanizada de La Magia de Jugar es Sanar, que incluye rutas en salud, protección y justicia, mientras que otros 106 en riesgo y víctimas de explotación sexual comercial fueron acogidos en las sedes de Casa Vida.

A estos, se suman 5.733 menores quienes fueron acogidos para el restablecimiento de sus derechos; 1.661 víctimas de vulneraciones que fueron recibidas en instituciones de protección; y 262 en riesgo de trabajo infantil y de uso, utilización y vinculación a grupos al margen de la ley quienes tuvieron acompañamiento escolar, psicosocial, familiar y nutricional.

Adicionalmente, 1.307 familias fueron acompañadas para fortalecer los entornos protectores y corresponsables en la garantía de los derechos de la infancia y la adolescencia; 1.136 niñas, niños y adolescentes fueron sensibilizados para la prevención de la explotación sexual comercial y 821 adultos fueron capacitados contra las violencias sexuales y otros delitos de este orden.

Durante este año, 4.854 niñas, niños y adolescentes inscritos en diferentes programas de la Unidad de Niñez aprendieron que el arte puede desarrollar sus capacidades previniendo riesgos, al invertir el tiempo libre en ocio productivo.

Asimismo, es fundamental denunciar cualquier caso confirmado o sospechoso de violencias sexuales o cualquier tipo de maltrato en contra de esta población a la línea 123 Social o 123/Agencia Mujer, al Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas) o a la línea 141 del ICBF.


Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos
Alejandra Gómez

Por 5nia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *